Rehabilitación del suelo pélvico: el peaje por ser madre

ejercicios_kegelEl parto supone una prueba  para el suelo pélvico de una mujer. Durante el mismo, los tejidos se modifican y en ocasiones se dañan produciendo patologías como la incontinencia urinaria de esfuerzo o los prolapsos de la pared de la vagina o del cérvix. El daño suele ser de mayor calibre cuando al proceso de parto se le añaden factores como el parto instrumental, bebés grandes o la presencia de una episiotomía o un desgarro.

Sin embargo, esto no es lo habitual y a diario vemos en consulta cómo las mujeres tras haber dado a luz necesitan prestar una atención especial a su suelo pélvico. El fin de ésto es superar la incontinencia urinaria y otras complicaciones asociadas al posparto. Para ello se necesita realizar una reeducación específica de la zona abdomino-pélvica, algo esencial para recuperarse adecuadamente y volver a disfrutar de la vida, en todos los sentidos.

El cuerpo de una mujer durante el posparto viene de sufrir una gran transformación progresiva a lo largo de la gestación; pero también súbita tras el parto. Por ello, necesita la ayuda de determinados especialistas en el cuidado de la mujer durante esta etapa: ginecólogos, matronas y fisioterapeutas de suelo pélvico.

La importancia de la valoración del suelo pélvico en el posparto

Si alguien me preguntara qué me gustaría que me regalasen tras haber dado a luz, sin duda, respondería: una buena rehabilitación del suelo pélvico. El gran reto en el posparto no es recuperar la talla de pantalón que utilizabas antes. El verdadero reto es lograr que aquellas funciones que tu suelo pélvico realizaba sin que tú fueras consciente se puedan seguir llevando a cabo.

Retomar tu deporte favorito sin tener escapes de orina, volver a utilizar un tampón durante la menstruación sin que se te caiga, disfrutar de tus orgasmos, practicar la penetración sin sentir dolor, contener las heces o aguantar los gases. Todas estas tareas pueden muy complicadas si tu suelo pélvico sufre una disfunción.

Por ello, una vez transcurridas seis semanas del nacimiento del bebé (ya sea vía vaginal o por cesárea), es necesario acudir a un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico que valore el estado de la musculatura abdominal y perineal, y que diseñe un plan de tratamiento para la recuperación integral de la mujer.

Lo ideal sería haber acudido ya durante el embarazo a este profesional, para que valorara nuestros músculos antes del parto y nos diera una serie de recomendaciones. Pero tranquila, si no lo hiciste antes y acabas de ser mamá, en este artículo encontrarás algunas recomendaciones básicas para el cuidado de tu suelo pélvico en el posparto.

¿Cómo puede ayudar la reeducación pelviperineal en la incontinencia urinaria posparto?

En función del origen de los escapes de orina (bien por debilidad de la musculatura, o por descenso de algún órgano pélvico, o por afectación neurológica), tu fisioterapeuta de suelo pélvico seguirá un tratamiento u otro.

El uso de herramientas como el biofeedback o la electroestimulación, la práctica de gimnasia abdominal hipopresiva y de ejercicios perineales o el mantenimiento de una correcta higiene postural son algunas de las claves para recuperarse, en todos los sentidos, de los efectos que el embarazo y el parto tienen sobre el cuerpo de la mujer.

Tener pérdidas de orina, sentir dolor pélvico o lumbar, ver disminuida la calidad de las relaciones sexuales o cualquier otra anomalía que puedas asociar con tu suelo pélvico no es una consecuencia normal del embarazo o del parto. Recuerda que no es ningún un peaje que debas pagar por haber sido madre.

Elvie, un sistema para entrenar tu suelo pélvico

elvie_2Este pequeño dispositivo de 25 gramos te ayudará con la recuperación de tu suelo pélvico. Mediante su sistema de vibración podrás ejercitar toda la zona a través de seis tipos diferentes de ejercicios que solo te ocuparán cinco minutos al día.

Además, mediante su aplicación gratuita puedes monitorizar todas las variables y hacer un seguimiento de la mejora que realices día a día. Entrena en cuatro niveles diferentes y recupera el tono habitual de tu suelo pélvico con el galardonado monitor de ejercicios de Kegel.

Author: Julita

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This